REGRESAR



La soledad no es la ausencia del amor

Por Laila Robles Martínez
Coach en Estilo de Vida 

El amor es un acto profundamente libre, porque realmente el amor es lo único que es, lo único que hay. Cuando no formamos parte de una pareja, muchas veces sentimos que estamos incompletos, esperando que llegue el ingrediente perfecto que hará que la felicidad despierte en nuestro corazón nuevamente. 

Pero sin soledad, el amor no es posible. Porque éste también necesita manifestarse en otras formas, no sólo como “amor romántico”. Recuerda que sin soledad ningún artista puede crear, ninguna flor puede florecer y nadie puede estar consigo mismo. 


La soledad no es la ausencia del amor, sino su complemento. Tampoco es la ausencia de compañía, es el momento en que podemos finalmente disfrutar de la compañía de nuestro ser; cuando el alma decide susurrarnos al oído las respuestas a aquellas preguntas que pueden cambiar el rumbo. 

Las personas que no buscan desesperadamente algo que hacer, alguien con quien estar, algo que juzgar; y sobretodo, que no le temen a su propia compañía, son profundamente afortunados. Así como el amor es una condición divina, la soledad es una condición humana… ambas pueden coexistir pacíficamente.
 
Te proponemos reflexionar sobre este tema, tal vez te veas reflejado y puedas darle la vuelta a tu situación. ¿Cómo? ¡Disfrutando de tu propia compañía!