REGRESAR



15 formas para relajarte


Por Marisol González Ficachi 
Experta en wellness 

¿Te duele la espalda o sientes tensión en tu cuello? El ritmo a 1000 por hora te estresa, aún más cuando tienes que acabar un reporte, suena tu celular y te habla tu compañero al mismo tiempo. Tienes razón de sentirte así, por eso te propongo estos tips que se pueden adaptar a tus necesidades del momento. 

Es tiempo de encontrar espacios de relajación a lo largo de tu día. La habilidad de poder relajarte promueve bienestar, vitalidad y longevidad.
 

1. Escucha tu respiración: Toma una lenta y profunda inhalación por una suave y relajante exhalación. Cuenta cuatro tiempos en cada una. 

2. Estira tu cuerpo: Date el tiempo de acostarte en tu cama, en el pasto o 
piso y realiza lo que tu cuerpo necesita. Sigue tus instintos e intenta estirar cada parte de ti. 

3. Ríete un momento: Lee un chiste, pon tu programa cómico favorito o realiza cualquier actividad que te contagie la risa. Así pondrás un alto al estrés y promoverás relajación general. 

4. Haz un poco ejercicio: Activa tu circulación y eleva tu ritmo cardiaco para dejar que las cosas fluyan. Tu mente se relajará. 

5. Relaja los músculos de la cara: Observa tu cara, boca, lengua y ojos. Abre la boca y ojos lo más que puedas y quita toda la tensión. Haz muecas y sonrisas y siente como los músculos sienten menos tensión. 

6. Escucha tu música favorita: Gran método para reducir la ansiedad. Tú más que nadie sabes qué sonidos que te producen tranquilidad. 

7. Mini masaje: Pídele a la persona que más buena vibra te transmita en el momento que te dé un masaje en hombros y cuello, creando un intercambio positivo de energía. 

8. Un poco de acupuntura: Tratamiento chino excelente para lograr relajación muscular. Aprende los puntos que te relajan y trabájalos cuando sea necesario. Acude a un especialista.

9. Un buen baño de tina o vapor: El calor relajará tus músculos y articulaciones para que llegues a la cama lista para descansar. Puedes usar esencias, sales, luz tenue y música suave.

10. Toma una taza de té: El toronjil, lavanda, manzanilla y cítricos promueven la sensación de calma, relajación y bienestar. No hagas nada más que tomar el té en esos minutos. 

11. Cuélgate de un tubo: Encuéntralo en el parque, gimnasio o en juegos de niños. Cuelga tus piernas y suelta tu cuerpo hacia atrás por un momento. Siente el efecto de la gravedad, en especial en tu cabeza. Puede sonar poco convencional pero nada pierdes en experimentarlo por un minuto. 

12. Pensamientos positivos: Vence el estrés con tu optimismo y tomando todo lo que la vida te presenta con actitud. Practícalo unos minutos con total consciencia. Observa tus pensamientos, palabras y acciones. 

13. Caminata al aire libre: Nada mejor que tomar aire fresco y romper la monotonía de la rutina. 

14. La Zzz…iesta: Método restaurativo y rejuvenecedor por excelencia. Veinte minutos de siesta pueden ayudar a romper con momentos intensos de estrés. 

15. Medita: Aprender a meditar te hará pensar que es la mejor opción para quitar el estrés y relajar el cuerpo. Encuentra tu propio método. Observar y sentir tu respiración es una buena opción. Siéntate cómoda con los ojos cerrados y la espalda recta.