REGRESAR



Trabajo introspectivo


Laila Robles Martínez, Coach en Estilo de Vida.

Si no entiendes por qué tus dietas no te hacen efecto, puedes empezar por repasar los siguientes puntos:

Reflexiona sobre las razones que te han impedido perder peso en el pasado, ¿las dietas eran demasiado estrictas?, ¿no disfrutabas la comida?, ¿la dieta era poco realista porque no la podías adecuar a tu vida familiar y laboral?

Elabora una nueva estrategia que te ayude a superar estas barreras y a identificar las razones por las que comes cuando no tienes hambre. Quizá te sientes… ¿aburrida?, ¿sola? Piensa en maneras de procesar estas emociones; si necesitas ayuda externa no dudes en pedirla.

Protégete psicológicamente del inconsciente colectivo. Un cuerpo perfecto no es ese que ves en las revistas; sino uno sano y en Balance.