REGRESAR



Nada es eterno


Grishka Guzmán 
Chef y Health Coach 

¿Alguna vez has pensado en lo afortunado que eres al tener todo lo que requieres para estar completo como ser humano? 

Si no ha cruzado ese pensamiento por tu cabeza quizá has dado muchas situaciones por hecho y puede ser que no seas consciente de que hoy puedes estar, tener y disfrutar de muchas cosas que posiblemente mañana no estén. D

esgraciadamente, cuando las situaciones que pensabas que serían eternas, ya no están, fallan o desaparecen, es justo el momento en que puedes darte cuenta de lo importante que eran en tu vida. Que no te pase. Por eso: 

1. Empieza a apreciar lo que tienes. 
2. Da gracias por lo más simple: respirar, mirar, estar aquí y ahora. 
3. Practica la gratitud haciendo listas si es necesario para darte cuenta de qué tan afortunado eres. 

*Logra un balance en tu vida ocupando tiempo para ti y tus seres queridos. Disfruta de un paseo por un parque.

*Siente la brisa que roza tu cuerpo. Disfruta el aroma de la naturaleza, de la lluvia que acaba de caer, del sol que sale por la mañana y calienta tu cara.

*Agradece el sabor de las frutas dulces y la risa de los niños o de la persona que amas. Y lo más importante, agradece que estás vivo y que tienes la oportunidad de disfrutar todo lo que tienes. 

Recuerda: donde hay gratitud no queda espacio para el miedo.