REGRESAR



Menos es más


Laila Robles Martínez, Coach en Estilo de vida

* Tener la razón. El estar bien o mal no dicta quiénes somos, pero el querer acertar siempre produce altos niveles de competitividad y estrés innecesario.

* Controlar todo. Es increíble la cantidad de energía que se gasta en la ilusión de tener bajo control el trabajo, la familia, la pareja… cuando en realidad no hay nada que dependa exclusivamente de ti. ¡Relájate!

* Quejarse. A veces es más fácil concentrarse en los aspectos negativos que celebrar las situaciones positivas que te rodean. Presta atención y verás que siempre hay más cosas qué agradecer.

* Etiquetar. Cuando catalogamos por raza, religión, nacionalidad o algo tan simple como el gusto musical; sólo estamos creando separación. El hecho es que todos, como seres humanos, sentimos lo mismo.