REGRESAR



Mantén buenos hábitos


Por Marisol González Ficachi 
Experta en wellness 

Ya sabes que los buenos hábitos son básicos para mantener la salud y estar en balance. 
Pero si recuerdas algunos beneficios adicionales y lo bien que te hacen lucir, quizás te motives para esos días que sólo quieres tirar la toalla. 

* Aliméntate bien y ejercítate adecuadamente. Fortaleces los músculos y no permitas que se consuman, como sucede en el caso de llevar a cabo dietas muy restrictivas y bajas en hidratos de carbono. 

* Fortalece los músculos abdominales. Así procuras una mejor postura y te ves más erguido. Es una muestra de proyectar seguridad, satisfacción y apertura hacia la vida. 

* La hidratación favorece tu semblante. Es muy importante tener una adecuada hidratación y comer muchas frutas y verduras. Agua sin endulzar es la mejor opción. Tu cutis delatará juventud y una gran sonrisa. 

* El ejercicio y la alimentación influyen directamente en tu estado de ánimo, lo que se refleja en tu actitud diaria. Así que dale a tu cuerpo lo que necesita. Tu ambiente laboral, familiar, de amistades y pareja se verán beneficiados. 

* Lleva una dieta sana, rica en antioxidantes (frutas y verduras), evita las toxinas y los alimentos chatarra que contienen altos grados de colesterol, grasa y ácido úrico. Ganas vitalidad y te ves más joven. 

* No fumes ni tomes en exceso. Ésta ya te la sabes de memoria, así como las consecuencias. 

Recuerda que vale la pena hacer lo correcto. Tu vida es un regalo y es para que la disfrutes y celebres, no para padecerla.


Cuida tus hábitos y tu cuerpo, mente y emociones brillarán todo el tiempo.