REGRESAR



Genialidades macrobióticas


Por Marisol González Ficachi 
Experta en wellness 


Descubre una nueva forma de crear balance y sanar tu cuerpo con pequeños cambios en la dieta. 

La macrobiótica 
La cocina macrobiótica nace alrededor de 1950, cuando unos científicos japoneses se preguntaron el por qué del cáncer tan expansivo en Europa. Les llamaba la atención el hecho ya que en países orientales no era común escuchar de la existencia de células cancerígenas. Es así como surge un nuevo plato del buen comer. 

Un plato diferente 

25% - 30% vegetales 
50% - 60% cereales integrales 
10% - 15% proteínas (leguminosas y un poco de pescado o mariscos) 
5% sopas calientes 
5% algas marinas como espirulina, nori, wakame e ijiki 
5% leguminosas como garbanzo, frijol, aluvias y habas. 

¡Importante! 
- Cuidar la calidad de los alimentos lo más posible. 
- Conocer los alimentos expansivos y contractivos. 
- Elegir la temperatura de los alimentos que necesita tu cuerpo para estar en equilibrio. 
- Acudir a un experto que ofrezco una dieta personalizada de acuerdo a las características y el estilo de vida de la persona. 

Tips 
*Evita vegetales crudos por las noches. 
*Evita las carnes rojas, chocolate, alcohol y café. 
*Germina las leguminosas y utilízalas en ensaladas como proteínas. 
*No consumas especias frías cuando te sientes triste. 
*Mucho jengibre te estriñe. Modérate. 
*Utiliza el clavo como anestesia natural. Quita el dolor de muela. 
*Toma una taza de agua tibia todas las mañanas. Que se lo primero que pasa por tu boca. 
*Calienta el agua y alimentos en la estufa. No uses microondas.